Jueves, 06 de abril de 2006
fotos.miarroba.com


El Vac?o
Antonio Molina de Haro
Imprenta-Editorial Rom?n-Granada
Enero,1963



A diferencia de la mayor?a de libros de poemas, estos hay que leerlos con la continuidad que requiere por ejemplo, cualquier novela. No son poemas, pienso, para ser le?dos, cada uno, de forma aislada.
Ordenado o distribuido sin embargo, en dos partes bajo los t?tulos: La pasi?n del vac?o y El Vac?o.
Poemas que muestran una mirada del mundo y de la vida, que causa aturdimiento, y a pesar de ello, es reconocible.

(?)
La frente clavada en el suelo,
.................mon?tono grito,
?rbol desgajado, ra?ces voraces
la tierra ausente?

No hab?is venido?

No.


El mundo configurado como una gran contraposici?n, quietud y movimiento como un juego de relevos.

(?)
Un inmenso lago de nostalgia derram?ndose,
Rebasando, conmovido, sus l?mites abruptos y podridos.

Un azul grueso, de metal, pr?ximo a los ojos,
Que tensa el coraz?n e inmoviliza la lengua y los sentidos

Y toda la existencia abierta y distendida
En un potente arco sin flecha.

El rostro y las manos se crispan, enmudecen?
El dolor y el placer se alejan?
(?)


Cada poema de la primera parte, aparece fechado, e indica la ciudad en la que fueron escritos, correspondiendo a Granada (su ciudad natal) el primer poema ?No hab?is venido?, seguido de ?Como siempre?, escrito en Par?s al igual que ?Jazz triste?, continuando con ?Stockholm?, ?Abismo?, ?Amenaza? y ?Decisi?n? en Estocolmo, ?P?rdida? en Umea y ?Pasi?n vac?a? en Norrland. Todos escritos en mayo del a?o 1959 excepto el primero que indica el mes de marzo. La segunda parte, compuesta por seis poemas carecen de t?tulos y est?n encabezados por una numeraci?n. Esta es la estructura general de este peque?o poemario.

?Y ser?
como siempre,
como las aguas turbulentas y oscuras:
direcci?n ciega y aguda?,
deseo que agranda la mano,
garra cruel, t?mida, voraz?
(?)



Si bien en la primera parte ?La pasi?n del vac?o?, es una visi?n retrospectiva de fondo y forma de la vida en s? misma, ya en la segunda parte ?El vac?o?, muestra como una especie de conclusi?n o resoluci?n de todo ello.

?He llegado lentamente aqu?,
buscaba una extensa resonancia
en el giro de las noches y los d?as.

He llegado lentamente a este lugar,
a su pico hondo e ignorado.

He encontrado una voz amiga en la sombra,
Separado de todo??
(?)


Personalmente me ha parecido como leer un solo poema, de apenas treinta y nueve p?ginas, que es la extensi?n que tiene este libro. En su conjunto parece que estuviera en un mismo estado de ?nimo, algo as? como una muestra del sentir del hombre ante la vida, describiendo ?sta como un camino a ninguna parte. El hombre adem?s, ante esos elementos din?micos, llenos de energ?a, f?sicos, dentro de un contexto, que s?lo le muestran que son transitorios y esto le deja la sensaci?n de vac?o ante el deseo y necesidad de concretizar.

?Y hay un hombre
que busca sus l?neas in?tilmente?
que se agranda en la nada.

El ritmo, la luz, el papel,
un punto, un v?rtice,
otra l?nea in?til en el espacio?

Olvido?sin interrupci?n
?la tierra, la semilla, el alma?

No saber que el ansia puede detenerse en el desprecio?

El desprecio, lo falso de nuestra situaci?n inaprehensible?

(?)



Ha sido ?un poema? que me ha gustado, me ha parecido interesante la forma de expresar esa desaz?n ante la crudeza con la que nos encontramos cuando intentamos buscar sentido a la vida.
Imagino estos poemas agrupados en un c?rculo, desde el que se elige un punto como partida, que avanza cre?ndose as? el movimiento, pero que al haber dibujado precisamente una circunferencia se acaba por volver a encontrar ese punto desde el que se parti?, pregunt?ndote as?, si realmente a eso se le puede llamar movimiento.
Publicado por Goizeder @ 21:00  | Rese?as
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios