S?bado, 08 de abril de 2006
fotos.miarroba.com




OTO?O 1961



Adelante y atr?s, adelante y atr?s
va el tock, tock, tock
de la anaranjada, suficiente, diplom?tica
faz de la luna
que hay en el reloj del abuelo.

Durante todo el oto?o
el roce y la agitaci?n
de la guerra nuclear;
hemos matado a golpe de palabras nuestra extinci?n.
Yo nado como un pececillo
Tras la ventana de mi estudio.

Nuestro fin se va aproximando.
la luna se levanta,
radiante de terror.
El estado
es un buceador bajo una campana de cristal.

Un padre no es un escudo suficiente
para su hijo
Somos como un mont?n de salvajes
ara?as que lloran juntas,
pero sin l?grimas.


La naturaleza alza un espejo
Una golondrina hace un verano.
Es f?cil ir marcando
los minutos
pero las manecillas del reloj se atascan.

?Adelante y atr?s!
Adelante y atr?s, adelante y atr?s?
?mi ?nico lugar de descanso
es el balanceante nido del oriol naranja y negro!






AGUA


Era una ciudad de l angostas de Maine?
cada ma?ana botes llenos de manos
part?an hacia las canteras
de granito de las islas,

y dejaban atr?s docenas de desnudas
casas blancas de madera adheridas
como conchas de ostra
a una colina de roca,

Y debajo de nosotros, el mar lam?a
los desnudos y peque?os laberintos
de palos de cerilla de una esclusa,
donde se atrapaban los peces para cebo.

?Recuerdas? nos sent?bamos en una laja de roca.
Desde esta distancia en el tiempo,
parece del color
del iris, pudri?ndose y volvi?ndose m?s p?rpura,

pero no era m?s que la habitual roca gris
que se volv?a del habitual color verde
cuando el mar la empapaba.

El mar empapaba la roca
a nuestros pies todo el d?a
y continuaba arranc?ndole
trozo tras trozo.

Una noche t? so?aste
que eras una sirena aferrada a un pil?n de un muelle,
y que intentabas arrancar
los percebes con las manos,

Dese?bamos que nuestras dos almas
pudieran regresar como gaviotas
A la roca. Al final,
el agua result? demasiado fr?a para nosotros.
Publicado por wineruda @ 19:09  | Poes?a Imprescindible
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios