S?bado, 22 de abril de 2006
fotos.miarroba.com



MOMENTO NOVEMBRINO


Largos versos escribo con mi pluma de ave.
Llueve en la lejan?a. Dieron las once en punto
en la vieja oficina.
En la esquina de enfrente llora un reci?n nacido.

No estoy triste ni alegre. M?s bien un poco turbio,
un poco espada, un mucho vagabundo magn?fico
profano de caricias.

Llueve en la lejan?a. Dieron las once en punto
en la vieja oficina.
En la esquina de enfrente llora un reci?n nacido.

Todo se ha vuelto claro. Nada tiene importancia.
Mi apellido no existe, pues todo fue quimera,
y mi nombre marchit? los espejos dentro de cinco siglos.
Cada espectro de Luna
me voy muriendo un beso.
Cada gota de sol
surjo un instante de oro
de mi pus y mi sue?o.
Rasgo todas mis m?scaras con un signo de paz.
No quiero ya m?s templos donde roben mi vuelo,
sino intemperie pura que incendie mi ca?da.
No m?s enga?os ya. Toda verdad es vana,
casi mentira s?lo.
Tienen todos los labios un c?rdeno regusto
a planeta perdido sin importarle c?mo.

Miradme. Estoy sin amo. Como un perro sarnoso.
Mi astr?nomo amigo ha huido.
No acudi? a la cita de la cena.
Se enamor? del Polo de los Cielos.
Tuvo suerte en su lid.
Berlingtonia-Madre-Galaxia-Novia
le reclamo habitante del mar de las esferas
sin carta de llamada ni pasaporte fijo.

En la m?gica caverna del cinema
cojo a mi amor la tierna mano fr?a:
Eres mi dulce odio, emboscada de instinto
hecho con l?tigo de hechizo tililante.
Mis lascivos prop?sitos ri?e mi ni?a buena:
?Por qu? no acudes a misa de una y media,
sosito m?o...?
?Por qu? no trabajas
como cualquier hombre decente
y ganas un sueldo honorable
con seguro de vida y una vejez tranquila?
?Por qu? escribes suciedades
que adem?s nadie compra
si la vida es bonita
y hay meriendas tan ricas
donde se baila el vals?

Llueve en la lejan?a. Dieron las once en punto
en la vieja oficina.
En la esquina de enfrente llora un reci?n nacido.

Fabrico espantap?jaros. Al est?o le sucede el oto?o.
Doy clases de Historia a cretinos simp?ticos.
Cada curso tengo un bolsillo menos y una calva m?s amplia.
A veces oigo m?sica an?nima y lloro como un tonto.
Ciertas tardes de fiesta me encierro con mi pena all? dentro.

Pero tambi?n acudo los domingos
a los campos de f?tbol o a las plazas de toros,
y vislumbro en lo alto de las torres de anuncios
a la p?lida doncella inexorable
sonriendo con su pu?al de nube
a la ululante muchedumbre
de energ?menos en flor,
?espl?ndida cosecha de calaveras para el a?o 2000!

Ha llegado un telegrama de cementerio-Aries:
?Sin hora liquidada. Astr?nomo amigo
paso sin novedad toda orilla celeste. (Stop).
No volver? jam?s. (Stop.) Hasta la vista. (Stop.)?

Llueve en la lejan?a. Dieron las once en punto
en la vieja oficina.
En la esquina de enfrente llora un reci?n nacido.
Con mi pluma de ave escribo largos versos.
Publicado por wineruda @ 18:34  | Poes?a Imprescindible
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios