S?bado, 22 de abril de 2006
Rodeado de dioses


Caballeros que a verme ven?ais
portadores de amables noticias
yo os denuncio a las aves del p?ramo,
a la encina, al sendero, a la charca,
al portero que guarda la puerta
y al mantel que os he puesto en la mesa.
Cuatro sois, os conozco de sobra,
la lisonja, el abismo, mis ojos
y Tinieblas, el perro del sexo.
?Y aun me habl?is?
Recuerdo el abuso
cometido. ?Sab?is? Yo no entraba
en la alcoba... ?Por d?nde y cu?l lado?
En la mano una flor me tra?ais...
?Y en la boca? ? Cu?n vaga pregunta!
Una frase...
Alg?n dicho...
No, nada, un embuste, un embudo.
No, nada, ?un espectro si flores rezuma su boca?
Mas me amparo en el sue?o, en el bosque, en el nido...
Y al abrigo del cierzo mantengo
mis esencias en frascos que guardo.
Os escupo a la cara, caballeros mendaces.
Aunque es claro que lo hago hipot?ticamente
pues comprendo que habl?is por hablar.
Ya no escucho mis huesos que crujen.
Ya no vago de noche por calles.
Ya mi fiebre la amanso con risas de p?jaro.
Ya no pienso si no es en auroras
y mis sue?os ya nadie me birla.
?No nada un espectro si flores rezuma su boca?
Yo sue?o con verle la cara
mirarle a la boca de cerca
sacarle el cordel del bolsillo.
Yo sue?o con mares de chismes...
Yo sue?o con poco...
yo sue?o con Paca
yo sue?o con Petra
yo sue?o con Rita
yo sue?o con Rosa
yo sue?o que amaso mi pan
que guiso mis viandas en ollas de plata
y de lo lindo la gozo
si con un burrito sue?o
que va en un juez a caballo.
Por eso c?some en sue?os
con mujeres sin remilgos
bondadosas lisas llanas peque?itas
y en extremo pegajosas.
Se me cuelgan de los brazos
se derriten en mis ojos
dan traspi?s por verme bizco
y se me untan en los dedos.
Es el sue?o ?qui?n lo duda!
Bajan suben trepan lamen
como c?ndidas palomas
o maternales tigresas.
y yo en fin, ? qui?n no lo har?a?,
me estoy quieto y nada m?s.
?Y despu?s?
Y despu?s s?lo una esposa veo a mi lado.
Tiene alas va desnuda
con en el pelo enredada
una dulce flauta ungida
de su usual carioquinesis.
Mientras ?gil me despierto
pido huevos con tomate
balaustradas y tendones
de primera calidad.
?Qui?n lo duda? Ni Pascal
con sus frascos de diablejos
ni el mism?simo Cartesius
con su charla del rev?s.
?Lo veis, caballeros tontos
que a venirme visit?is?
Caballeros que a verme ven?ais
como en sendos asientos de dulce guirlache
con trompetas y tiaras de plata
y en la boca una amable sonrisa,
yo vos puedo pisar el intento
de robarme mis sue?os
y vos me dej?is que vos robe
a la esposa vestida de blanco.
Ya no soy quien vosotros sab?ais
como en conchas un mirlo una pera
como en brazos dormida la novia
como un duende que aguarda la noche
para ver si se bebe la leche.

He salido de casa
me he vuelto sendero
me he vuelto pach? de mi reino oloroso
y en un campo de verdes lentejas
he plantado un pelele.
Ya no soy quien se rasga la ropa
y se mesa el cabello
y escupe a la luna.
Ya no soy de los que andan brincando
entre huesos de mono,
de los que arden buscando
entre manos de hueso.
Yo me entrego a m?s serios quehaceres,
ya no sufro no lloro no toso
no escarbo no huyo no tengo no pido.
Pero tengo tres teteras
y tres peceras o tiestos
y tres tubos de la risa
y me visto de estame?a sin estrellas ni cordones
y si quiero soy tendero, monja, planta o general.
Caballeros con ?nclito acento
que en gallego me habl?is portugueses
vos perd?is el vos tiempo precioso
si a burlaros ven?ais de este amigo pat?n.
Os llevasteis gran chasco
los estribos tomad y el portante
yo al instante os despido con gran reverencia
mas si hacerlo gust?is
si gustar prefer?s
aqu? en medio mi mesa os he puesto
de manteles cubierta y con flores y plata
y papeles amores y nata
y la rica patata y hervores y mieles y asado.
No menos os tengo butacas
con puros y piras y puras mentiras
y un jard?n all? fuera
a mi vera un jard?n florecido.
?Lo sab?is por ventura?..
Publicado por wineruda @ 18:38  | Poes?a Imprescindible
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios