Martes, 25 de julio de 2006
fotos.miarroba.com



Nota social

El poeta llega a la estaci?n.
El poeta desciende.
El poeta toma un auto.
El poeta va para el hotel.
Y mientras hace eso
como cualquier hombre de la tierra,
una ovaci?n lo persigue
hecha algarab?a.
Banderolas
que despliegan sus alas.
Bandas de m?sica. Cohetes.
Discursos. Gente con sombreros de paja.
C?maras fotogr?ficas disparadas.
Autom?viles inm?viles.
Bravos...
El poeta est? melanc?lico.

En un ?rbol del paseo p?blico
(gesti?n de la actual administraci?n)
?rbol grueso, prisionero
de anuncios en colores,
?rbol banal, ?rbol que nadie ve,
canta una cigarra.
Canta una cigarra que nadie oye
un himno que nadie aplaude.
Canta, bajo un sol terrible.
El poeta entra en el elevador
el poeta sube
el poeta se encierra en su cuarto.

El poeta est? melanc?lico.



De frente a los ?ltimos acontecimientos



?Oh! seamos pornogr?ficos
(dulcemente pornogr?ficos).
?Por qu? seremos m?s castos
que nuestro abuelo portugu?s?

?Oh!, seamos navegantes,
pioneros y guerreros,
lo que se quiera seamos,
sobre todo pornogr?ficos.

Puede ser triste la tarde
y la mujer puede doler
como duele un pu?etazo en el ojo
(pornogr?ficos, pornogr?ficos).

Est?n sonriendo tus amigos
de tu ?ltima resoluci?n.
Pensaban que el suicidio
fuese la ?ltima resoluci?n.
No comprenden, pobrecitos,
que lo mejor es ser pornogr?fico.

Prop?nselo a tu vecino,
al chofer de tu tranv?a,
a todas las criaturas
que son in?tiles y existen,
prop?nselo al hombre de gafas
y a la mujer con el bulto de ropa.
Dile a todos: mis hermanos,
?no quer?is ser pornogr?ficos?

MI CORAZ?N NO ES M?S GRANDE QUE EL MUNDO

No, mi coraz?n no es m?s grande que el mundo.
Es mucho m?s peque?o.
En ?l no caben ni mis dolores.
Por eso me gusta tanto contarme a m? mismo
por eso me desvisto, por eso me grito,
por eso frecuento los diarios,
me expongo crudamente en las librer?as:
necesito de todos.
S?, mi coraz?n es muy peque?o.
S?lo ahora veo que en ?l caben los hombres.
Los hombres est?n aqu? afuera, est?n en la calle.
La calle es enorme. M?s grande, mucho m?s grande
de lo que yo esperaba.
Mas en la calle tampoco caben todos los hombres.
La calle es m?s peque?a que el mundo.
El mundo es grande.
T? sabes como es grande el mundo.
Conoces los nav?os que llevan petr?leo y libros, carne y algod?n.
Viste los diferentes colores de los hombres,
los diferentes dolores de los hombres,
sabes c?mo es dif?cil sufrir todo eso, amontonar todo eso
en un solo pecho de hombre... sin que estalle.
Cierra los ojos y olvida.
Escucha el agua en los vidrios tan calmada. No anuncia nada.
Sin embargo, se escurre en las manos,
?tan calmada! va inundando todo...
?Renacer?n las ciudades sumergidas?
?Los hombres sumergidos -volver?n?
Mi coraz?n no sabe.
Est?pido, rid?culo y fr?gil es mi coraz?n.
S?lo ahora descubro c?mo es triste ignorar ciertas cosas.
(En la soledad de individuo
desaprend? el lenguaje
con que los hombres se comunican).
Otrora escuch? a los ?ngeles, las sonatas, los poemas,
las confesiones pat?ticas.
Nunca escuch? voz de gente. En verdad soy muy pobre.
Otrora viaj? por pa?ses imaginarios, f?ciles de habitar,
islas sin problemas, no obstante exhaustivas
y convocando al suicidio.
Mis amigos se fueron a las islas.
Las islas pierden al hombre.
Sin embargo algunos se salvaron y trajeron la noticia
de que el mundo, el gran mundo est? creciendo todos los d?as,
entre el fuego y el amor.
Entonces, mi coraz?n tambi?n puede crecer.
Entre el amor y el fuego,
entre la vida y el fuego,
mi coraz?n crece diez metros y explota.
-?Oh vida futura! nosotros te crearemos.



B?squeda de la Poesia


No hagas versos sobre acontecimientos.

No hay creaci?n ni muerte ante la poes?a.

Ante ella es un sol est?tico la vida,

ni calienta ni ilumina.

Las afinidades, los cumplea?os, los incidentes personales nada cuentan.

No hagas poes?a con el cuerpo,

ese excelente y confortable cuerpo, tan adverso a la efusi?n l?rica.

Tu gota de bilis, tu careta de gozo o de dolor en lo oscuro son indiferentes.

No me reveles tus sentimientos,

que se aprovechan del equ?voco e intentan el largo viaje.

Lo que piensas y sientes, eso a?n no es poes?a.



No cantes a tu ciudad, d?jala en paz.

El canto no es el movimiento de las m?quinas ni el secreto de las casas.

No es m?sica o?da cuando pasas; rumor del mar en las calles junto a la l?nea de

espuma.

El canto no es la naturaleza

ni los hombres en sociedad.

Para ?l, lluvia y noche, fatiga y esperanza, nada significan.

La poes?a (no saques poes?a de las cosas)

omite el sujeto y el objeto.



No dramatices, no invoques,

no indagues. No pierdas tiempo en mentir.

No te aburras.

Tu yate de marfil, tu zapato de diamante,

vuestras mazurcas y supersticiones, vuestros esqueletos de familia

desaparecen en la curva del tiempo, son algo in?til.



No recompongas

tu sepultada y melanc?lica infancia.

No osciles entre el espejo y la

memoria que se disipa.

Si se disip? no era poes?a.

Si se parti? cristal no era.



Penetra sordamente en el reino de las palabras.

All? est?n los poemas que esperan ser escritos.

Est?n paralizados, pero sin desesperaci?n,

hay calma y frescura en la intacta superficie.

Helos aqu? solos y mudos, en estado diccionario.

Convive con tus poemas antes de escribirlos.

Ten paciencia, si oscuros. Calma si te provocan.

Espera que cada uno se realice y consuma

con su poder de palabra

y su poder de silencio.

No fuerces al poema a desprenderse del limbo.

No recojas del suelo el poema ya perdido.

No adules al poema. Ac?ptalo

como ?l aceptar? su forma definitiva y concentrada

en el espacio.



Ac?rcate y contempla las palabras.

Cada una

tiene mil facetas secretas bajo la faz neutra

y te pregunta, sin inter?s por la respuesta,

pobre o terrible, que le des:

?Has tra?do la llave?



Observa:

yermas de melod?a y de concepto

se refugiaron en la noche, las palabras.

H?medas a?n e impregnadas de sue?o,

ruedan en un dif?cil r?o y se transforman en desprecio.
Publicado por wineruda @ 10:33  | Poes?a Imprescindible
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios