Domingo, 10 de septiembre de 2006




ESO SER?A TODO

Te estoy haciendo un destino aqu? mismo.
Lo estoy dibujando en las alas de un p?jaro.
Lo estoy pintando en la pared de mi cuarto.

Ahora el p?jaro vuela con furia,
ahora lanza su grito de guerra
y se dispara contra la pared.

Sus plumas est?n flotando en el espacio.
Sus plumas moj?ndose en su sangre.

Coge una y te escribe este poema.





VISI?N DE HIROSHIMA




Arroj? sobre la triple ciudad un proyectil
?nico, cargado con la potencia del universo.
Mamsala Purva
(Texto s?nscrito milenario)


Ojo con el ojo numeroso de la bomba
que se desata bajo el hongo vivo.
Con el fulgor del hombre no vidente, ojo y ojo.

Los ancianos hu?an decapitados por el fuego,
encallaban los ?ngeles en cuernos sulf?ricos
decapitados por el fuego,
se varaban las v?rgenes de aureola radioactiva
decapitadas por el fuego.
Todos los ni?os emigraban decapitados por el cielo.
No el ojo manco, no la piel tullida, no sangre
sobre la calle derretida vimos:
los amantes sorprendidos en la c?pula,
petrificados por el magnesium del infierno,
los amantes inm?viles en la v?a p?blica,
y la mujer de Lot
convertida en columna de uranio.
El hospital caliente se va por los desag?es,
se va por las letrinas tu coraz?n helado,
se van a gatas por debajo de las camas,
se van a gatas verdes e incendiadas
que ma?llan cenizas.
La vibraci?n de las aguas hace blanquear al cuervo
y ya que no puedes olvidar esa piel adherida a los muros
porque derrumbamiento beber?s, leche en escombros.
Vimos c?pulas fosforecer, los r?os
anaranjados pastar, los puentes pre?ados
parir en medio del silencio.
El color estridente desgarraba
el coraz?n de sus propios objetos:
el rojo sangre, el rosado leucemia,
el lacre llaga, enloquecidos por la fisi?n.
El aceite nos arrancaba los dedos de los pies,
las sillas golpeaban las ventanas
flotando en marejadas de ojos,
los edificios licuados se ve?an chorrear
por troncos de ?rboles sin cabeza,
y entre las v?as l?cteas y las c?scaras,
soles o cerdos luminosos
chapotear en las charcas celestes.

Por los pelda?os radioactivos suben los pasos,
suben los peces quebrados por el aire f?nebre.
?Y qu? haremos con tanta ceniza?


? POR QU? ESCRIBE USTED?





Porque el fantasma porque ayer porque hoy:
porque ma?ana porque s? porque no
Porque el principio porque la bestia porque el fin:
porque la bomba porque el medio porque el jard?n
Porque g?ngora porque la tierra porque el sol:
porque san juan porque la luna porque rimbaud
Porque el claro porque la sangre porque el papel:
porque la carne porque la tinta porque la piel
Porque la noche porque me odio porque la luz:
porque el infierno porque el cielo porque t?
Porque casi porque nada porque la sed
porque el amor porque el grito porque no s?
Porque la muerte porque apenas porque m?s
porque alg?n d?a porque todos porque quiz?s



MEDITACI?N AL ATARDECER




Esta calle que baja dura una eternidad

Aqu? se cuecen vivos los grandes pensamientos

Ha llegado la hora del descanso en que no se descansa
Cuando los perros creen en santas y en fantasmas

En este punto mi madre y mi hermana preguntaron sin voz
?Y qu? sabes t? de todo eso?

Me han enterrado dos veces este oto?o mam?

En esto el hurac?n me separo las alas con violencia
y el ata?d se rompi?.

?Qu? hace mi hermana en el bosque?
Su fantasma sali? de mis propias cenizas

Mi espada quiere beber de su sangre
y centellea con ardiente deseo

Mi madre es un viento que seca los ?rboles frutales

Y qu? sabes t? de todo eso preguntaron sin voz

Los ni?os y las amapolas son inocentes
hasta en su maldad recitaron en coro

Ahora oigo sonar sus viejas caras
Las de mi madre y las de mi hermana

La tierra tiene piel y esa piel padece enfermedades
replicaron llorando

Es cierto hijo que eres una noche de oscuras risas

?De d?nde sacas lo que vomitas?
Sal de tus profundidades oye

Ahora el sol me derrite y los perros me lamen la piel

Eres un charco de muerte en las pesadillas
de los condenados al sue?o me gritaron las brujas

Soy un charco de sue?o en las pesadillas
de los condenados a muerte queridas

En este punto volvieron a decirme sin voz
?Y qu? sabes t? de todo eso?

V?yanse al mismo diablo les dije

Esta calle que baja
.......................... no acaba nunca de bajar
Publicado por wineruda @ 13:47  | Poes?a Imprescindible
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Makkkafu
Mi?rcoles, 13 de septiembre de 2006 | 8:36
Estos poemas est?n vivos, as? los percibo, llenos de vida vivida.