Lunes, 23 de octubre de 2006



En la playa

El viento, m?s

que yo,

se fuma este cigarro

entre mis dedos,

dej?ndome el placer

de s?lo tres o cuatro bocanadas,

y el mar expropia las palabras

que te digo,

porque, acostada, no me oyes.

El sol, el viento y la marea

te ensordecen

y cuando me levanto

para dar dos pasos,

viendo mis huellas que se imprimen

en la arena,

pienso que esas pisadas mienten,

que ya no piso as? desde hace no s? cu?ndo;

son huellas de otro

que sobrevive en mis pisadas, pues las m?as

son mucho menos elocuentes.

T?, en cambio, que me ves

completo e indivisible,

sabes mejor que nadie c?mo soy mortal,

c?mo mis huellas en la arena me describen

y c?mo se plasma en ellas lo que soy,

sabes mejor que nadie c?mo no escucharme.





?poca de crisis


Este edificio tiene
los ladrillos huecos,
se llega a saber todo
de los otros,
se aprende a distinguir
las voces y los coitos.
Unos aprenden a fingir
que son felices,
otros que son profundos.
A veces alg?n beso
de los pisos altos
Se pierde en los departamentos
inferiores,
hay que bajar a recogerlo:
"Mi beso, por favor,
si es tan amable".
"Se lo guard? en papel peri?dico".
Un edificio tiene
su ?poca de oro,
los a?os y el desgaste
lo adelgazan,
le dan un parecido
con la vida que transcurre.
La arquitectura pierde peso
y gana la costumbre,
gana el decoro.
La jerarqu?a de las paredes,
se disuelve,
el techo, el piso, todo.
Se hace c?ncavo
es cuando huyen los j?venes,
le dan la vuelta al mundo.
Quieren vivir en edificios
v?rgenes,
quieren por techo el techo
y por paredes las paredes,
no quieren otra ?ndole
de espacio.
Este edificio no contenta
a nadie,
est? en su ?poca de crisis,
de derrumbarlo habr?a
que derrumbarlo ahora,
despu?s va a ser dif?cil.

De lunes, todo el a?o
Publicado por wineruda @ 15:30  | Poes?a Imprescindible
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios