Jueves, 02 de noviembre de 2006




EL DESANIMADOR





Ofendo, como ofenden los cipreses. Soy

el desanimador. Yo soy el que contagia

con sus besos un v?mito de silencios oscuros,

una sangr?a de sombras. Ofendo, ofendo, amada.



He ofendido a mi madre y a mi padre con esta

tristeza que ellos nunca buscaron, ni esperaban,

ni merec?an. Y voy a ofender a mi siglo

con el fr?o y el nunca y el no de mis palabras.



Se ofenden ante m? las risas, como deben

ofenderse los p?jaros enfrente de una jaula.

Ofendo como un rostro de n?ufrago en el lago.

Ofendo como un co?gulo de sangre en una p?gina.



Ofendo como ese camino que condice

al cementerio. Como la cera ofendo, amada.

Como la cera, madre. Desanimo y ofendo,

madre, como las flores que mienten en las l?pidas.
Publicado por wineruda @ 13:22  | Poes?a Imprescindible
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios