lunes, 15 de octubre de 2007



CUALQUIER DÍA

…Y será en un día cualquiera,
Un día que habré yo cruzado
Tantas veces sin que él viera
Su futuro significado.

Para mi calle esa jornada
Sonará con el ruido mismo
De costumbre .Mientras , la nada
Me alojará en mi propio abismo.

Abismo que yo ignoraré,
Que ahora concebir no puedo.
Ay, los ímpetus de mi fe
Declinan ante el gran enredo.


Todo queda tan misterioso
Con gran profundidad tan remota
Que ni aguardo como un acoso
Tal incógnita No hay derrota.

Me aflige, sí, la perspectiva
De abandonar esta galera.
Lástima que se nos prohíba
La luz desde un día cualquiera.



SOBREVIVIR

¡Sobrevivir a tanto muerto!
Columbro la muerte más cerca.
Un cenit invertido y yerto
Se ve en el agua de la alberca.

Me han arrebatado sus vidas
Los en amor supremos; seres
A quienes estaban unidas
Las horas que no son deberes.

Y me siento perdido y pobre,
Y no sé yo solo siquiera
Flotar sin temer que zozobre
Mi tabla de floja madera.

Aquí están su libro y su plato,
Nuestro gozo y dolor comunes.
Sin mis muertos, nada me es grato
Como ayer-¿qué es hoy? Triste lunes.

No es de mi sol la luz actual
Ni me penetran sus destellos.
A la vida le falta sal.
Voy muriéndome ya con ellos.
Publicado por wineruda @ 15:24  | Poesía Imprescindible
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios