Jueves, 27 de marzo de 2008
 


SEXTA ELEGIA DE NICHITA STANESCU


ME QUEDO allá entre dos ídolos y no puedo elegir
ninguno, quedo allí
entre dos ídolos y llovizna
y no puedo escoger ninguno
y en la espera se convierten en madera
los ídolos de la llovizna. Quedo allí
y no puedo elegir entre dos
trozos de madera, llovizna y no puedo
elegir en la lluvia podrida. Quedo allí y los dos
trozos de madera enseñan
sus lados de emblanquecidos por la llovizna.
Quedo allí entre dos esqueletos de caballo
y no puedo elegir ninguno, quedo allí
y llovizna, lo que hace disolver la tierra
bajo las costillas blancas, y no puedo elegir.
Quedo allí entre dos tumbas y llovizna
y el agua roe la tierra con sus dientes
de rata hambrienta.
Quedo allí pala en mano, entre dos tumbas
y no puedo, bajo la llovizna
elegir la primera que tendría que llenar
con la tierra mordida por la llovizna.


Publicado por wineruda @ 14:48  | Poes?a Imprescindible
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios