Domingo, 08 de marzo de 2015

Blues de San Francisco



13

Esta bella ciudad blanca
en el otro extremo del país
ya no estará disponible para mi
He visto al cielo moverse
Dije 'Esto es el fin'
porque estaba cansado
de todo portento
Si en algún momento
me necesitás
llamame
Estaré
en el otro extremo
esperando
en el muro final

BUDA

Acostumbraba sentarme bajo los árboles y meditar
acerca del encendido silencio de la oscuridad, su brillo de diamantes
y de la brillante imagen de los diamantes en el espacio
y del espacio rígido de luces y los diamantes disparados atravesándolo
y el silencio

Luego cuando un perro ladró creí que eran ondas de sonido
y también automóviles que pasaban, y una vez oí
un avión a reacción que confundí con un mosquito en mi corazón,
y una vez observé muros color salmón, rosados y de rosas
moviéndose y aullando en los cortinados de la noche.

Alguna vez perdoné a los perros, y sentí lástima por los hombres,
me senté bajo la lluvia contando las cuentas de un collar mágico,
las gotas de lluvia son el éxtasis, el éxtasis es una gota de lluvia
—los pájaros duermen cuando los árboles entregan su luz durante la noche,
los conejos duermen también, y los perros

Yo poseía un sendero que podía seguir a través de los bosques de pinos
y un perro de caza, blanco, fosforescente, llamado Bob,
que me guiaba cuando las nubes cubrían las estrellas
y luego me comunicaba los sueños de un perro amante enamorado
de Dios

Los sábados por la mañana yo estaba ahí, bajo el sol,
contemplando el límpido aire azul, mientras los ojos
de los Llaneros Solitarios penetraban el polvo
del desfiladero de mis pensamientos, y los indios,
y los niños, y las películas

O los sábados por la mañana en China cuando todo es tan claro,
cristalinas imaginaciones de lagos prístinos, conversación
con las rocas, caminatas con una mochila a través de las Mongolias
y de las silenciosas rocas templos en los valles de grandes peñascos
y de arcillas lavadas en el pequeño lago, ___shh__
sentáte y meditá ociosamente

Y si los hombres estuvieran muriendo o durmiendo
en tejados inalcanzables, si los sapos croaran
una o varias veces para señalar la suprema majestad mística
¿Cuál es la diferencia? yo he visto el firmamento azul,
no es diferente de un gato muerto _ y el amor y el matrimonio

No son diferentes del barro —eso es la sangre—
ni de la arcilla encendida — rostros de ángeles en todos lados
iluminados inteligentes, con la ansiedad de Dostoievski
orando en sus caras de ceños fruncidos,
torcidas y grandiosas

Y en muchas ocasiones a la medianoche el Buda
agitó una hoja sobre mí en el momento de la meditación
para recordarme “Esta meditación se ha detenido”,
efectivamente así había sucedido pues allí no había pensamiento
yo no me hallaba líquidamente misteriosamente cerebralmente allí

Y finalmente me transformé en un diamante
y me senté rígido y dorado, el oro asimismo,
no osaba respirar para romper el diamante
que __que de todos modos no puede cortar un pan de manteca,
que frágil y quebradizo es el diamante, con qué velocidad regresó el pensamiento,
 Es imposible existir

   Buda dice:
   “Todo es posible”

SOLEDAD MEXICANA

Y soy un extraño sin felicidad
caminando las calles de México
recordando_
Mis amigos, se me han muerto,
mis amantes desaparecieron,
mis putas fueron proscriptas,
mi cama apedreada y sacudida
por los terremotos__ y no tengo
hierba santa para volarme a la luz
de las velas y soñar__ humo de autobuses
solo eso, tormentas de polvo, y las mucamas
que me espían furtivamente a través de un agujero
en la puerta, taladrado secretamente  para observar
las almohadas con que hacen el amor los masturbadores__
Yo soy la gárgola
de Nuestra Señora
soñando en el espacio
sueños grises -brumosos-
Mi rostro apunta hacia Napoleón
_______no tengo forma

La libreta en la que anota las direcciones postales
está plagada de  "Que en paz descanse"
No creo en el valor del vacío,
me siento cómodo sin honor__
Mi único amigo es un viejo marica
que no posee una máquina de escribir
Que, si fuera mi amigo,
    Intentaría sodomizarme.
Queda algo de mayonesa,
una no deseada botella de aceite,
campesinos lavando el tragaluz,
       un loco con quien comparto el mismo cielorraso
       hace gárgaras en el baño contiguo
       unas cien veces por día__
Si me emborracho tengo sed
     _si camino mi pie se rompe_
     _si sonrió mi máscara es una farsa_
     _si lloro sólo soy un niño_
     _si recuerdo miento_
     _si escribo, ya todo fue escrito_
     _si muero, la muerte llega a su fin 

    _si vivo, la muerte recién comienza_
     _si espero, la espera es más prolongada_
     _si parto, la partida ya no existe_
Si me duermo la dicha suprema es pesada
la dicha pesa sobre mis párpados_
_si voy a cines baratos me comen las chinches
No tengo dinero para cines lujosos
___Si no hago nada
      nada lo hace

El último hotel

El último hotel

yo puedo ver la pared negra

yo puedo ver la silueta en la ventana

él está hablando

yo no estoy interesado en lo que dice

solo me interesa el hecho de que éste es

el último hotel.

El último hotel

fantasmas en mi cama

hombres lascivos de los que me aproveché

el último hotel.

Haiku 1

Descendí

de mi torre de marfil

y no hallé al mundo

versiones esteban Moore


Publicado por wineruda @ 22:37  | Poes?a Imprescindible
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios